Sobre el incremento del 1% y la devolución de la paga en las Mutuas: que no te engañen….

Desde FeSMC-UGT reclamamos que todas aquellas mutuas que no hayan procedido al abono de este concepto, lo hagan en la nómina del mes de junio, reservándonos el derecho a instar judicialmente tal reclamación, con los intereses de demora en el pago de salarios que establece el Art. 29.3 del Estatuto de los Trabajadores.

El cúmulo de despropósitos en lo que a gestión de Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social se refiere, parece no tener fin. Por un lado la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social no muestra mayor interés por estas organizaciones que la de un mal ganadero por la capacidad de producción de leche de sus reses.

De esta manera la citada Dirección General no tiene otra preocupación con respecto a las Mutuas que la de que éstas retornen a las arcas de la Seguridad Social el máximo dinero posible por encima de todo y de todos, aunque con esta actitud lleguen incluso a comprometer la calidad en la prestación de servicios a empresas y trabajadores; el caso es exprimirlas hasta casi la extenuación.

Por otro, los equipos directivos de las Mutuas, instalados en la parálisis que impone el miedo a perder sus actuales condiciones de trabajo, o a que caiga sobre ellos la espada de Damocles de la responsabilidad individual que decretó la última modificación de la Ley de Seguridad Social en su apartado sobre las Mutuas, en lo que a gestión de cotizaciones se refiere. Pues bien, estos equipos, desarrollan su día a día con interpretaciones de normas y oficios que perjudican notablemente los intereses de los trabajadores de las Mutuas.

El caso que ahora nos ocupa es el del incremento de los salarios en un 1% que dictó la LPGE de 2016 y la devolución del 49,7 % que resta de la paga de Navidad detraída en 2012. A lo largo de estos últimos años no ha habido ningún problema para que a los empleados de mutuas, empleados de entidades privadas, les fueran de aplicación las medidas que, en materia salarial, se adoptaron para al sector público, a saber, reducción del salario del 5% en el 2010, congelación salarial en los años 2011, 2012, 2013, 2014 y 2015 e impago de la paga extra de Navidad del 2012. Sin embargo, y de una manera absolutamente arbitraria e injusta, la aplicación de las medidas que en esta misma materia se han adoptado para el sector público en este 2016 está siendo de difícil aplicación en el ámbito de las Mutuas.

Con respecto al 1%. La masa salarial de las mutuas se ha visto incrementada en un 1%. Por tanto, dicha masa salarial debe ser repartida entre los empleados con los criterios de mínimos que define la normativa laboral de aplicación en cada una de las Mutuas, a saber, acuerdos y convenios de empresa o Convenio General de Seguros, Reaseguros y Mutuas.

Desde FeSMC-UGT no entendemos necesaria la firma por parte de la Representación de los Trabajadores de ningún tipo de acuerdo referido a este aspecto, puesto que, repetimos, los incrementos salariales ya están regulados en los documentos anteriormente señalados.

Las presiones que desde las mutuas se están trasladando a los Representantes de FeSMC-UGT son inaceptables. Las direcciones de las mutuas no pueden seguir siendo cómplices de la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social, deben asumir su papel y su responsabilidad y abonar a los empleados lo que les corresponde sin más demora.

Con respecto a la devolución de lo que resta de paga de Navidad del 2012. La LPGE de 2016 y la Resolución conjunta de las Secretarías de Estado de Presupuestos y Gastos y de Administraciones Públicas, de 18 de abril, por la que se dictan instrucciones para la aplicación efectiva, en el ámbito del sector público estatal, de las previsiones de la Disposición Adicional Duodécima de la Ley 48/21015, de 29 de octubre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2016, en relación a la recuperación de la paga extraordinaria del mes de diciembre de 2012, son claras y concisas. La citada Resolución, que es de aplicación al personal de las Mutuas, dispone en el Epígrafe VI que las cantidades correspondientes a la recuperación de la citada paga extraordinaria se han de abonar en la nómina del mes de abril de 2016. Ninguna de estas disposiciones hace referencia ni a autorizaciones expresas ni a la necesidad de concesión de créditos especiales o extraordinarios para que las mutuas hagan efectivos estos pagos, por poner dos ejemplos de excusas con las que nos estamos encontrando procedentes de los equipos directivos.

Desde FeSMC-UGT reclamamos que todas aquellas mutuas que no hayan procedido al abono de este concepto, lo hagan en la nómina del mes de junio, reservándonos el derecho a instar judicialmente tal reclamación, con los intereses de demora en el pago de salarios que establece el Art. 29.3 del Estatuto de los Trabajadores.

FeSMC-UGT sigue defendiendo la aplicación de la legalidad vigente. Llevamos años denunciando la indefinición a la que nos tienen sometidos los diferentes Gobiernos a los trabajadores del sector mutuas. Esta indefinición, está ocasionando no solo un grave perjuicio para los bolsillos de los empleados del sector, sino también, y relacionado con lo anterior, una cada vez peor prestación de servicios por parte de estas entidades como consecuencia del profundo (y lógico) desanimo que ha calado en el personal contratado. Esta situación no se puede mantener por mucho tiempo.

En FeSMC-UGT nos comprometemos, como siempre, a seguir luchando por fomentar un cambio de marco regulador del sector de mutuas que clarifique de una vez por todas con todo este sinsentido legal.

No te queda más remedio que LUCHAR y AFILIARTE para defender lo tuyo. Por eso, os animamos a afiliaros e integrar las candidaturas de FeSMC-UGT en vuestros centros de trabajo en los próximos procesos electorales.

FeSMC-UGT llama a todos los trabajadores del Sector de Mutuas a participar en nuestro proyecto sindical de eficacia y firmeza, de RESPONSABILIDAD y participación.